SUBDERE ENTREGÓ BECAS DE ESTUDIO A 128 FUNCIONARIOS MUNICIPALES QUE POSTULARON A CUARTA CONVOCATORIA DEL FONDO CONCURSABLE DE FORMACIÓN DE FUNCIONARIOS MUNICIPALES

A través de la Resolución Exenta N° 1359, de fecha 31 de enero de 2017, la Academia de Capacitación Municipal y Regional dependiente de la Subsecretaría de Desarrollo Regional, SUBDERE, oficializó la lista de funcionarios municipales que recibieron el año 2017 una beca de estudios para obtener títulos profesionales, técnicos, diplomados y postítulos en  universidades y centros de educación superior.

Lo anterior en virtud de la Ley 20.742 promulgada el año 2014. Esta dispuso que, con cargo al citado Fondo de Becas, el Gobierno contemple en la ley de presupuestos recursos para financiar estudios cuyos contenidos estén directamente relacionados con materias afines a la gestión y funciones propias de las municipalidades del país.

Sobre la base de lo señalado en el Reglamento del Fondo Concursable y las respectivas bases de convocatoria del Cuarto Concurso, el 30 de enero pasado el Directorio de la Academia de Capacitación Municipal y Regional propuso, en forma unánime, la adjudicación de 128 becas, junto a la lista de espera para las carreras profesionales. Del total de cupos, 55 corresponden a las carreras profesionales, 35 a las técnicas, 26 a diplomados y 12 a postítulos.

El lunes 6 de febrero se inició el proceso de notificación oficial a los postulantes a becas, cuyos resultados se encuentran disponibles a partir del jueves 2 de febrero la página web www.academia.subdere.gov.cl

La recepción de las postulaciones se realizó entre el 19 de diciembre de 2016 y el 16 de enero  de 2017, período en el que un total de 415 funcionarios municipales de todo el país postularon a la posibilidad de estudiar en forma gratuita, lo que representó un incremento del 31% en relación con la Convocatoria del año 2016. De estas postulaciones, 375 fueron declaradas admisibles por la SUBDERE, lo que corresponde a un 90% del total recibido. El mayor número de postulantes se recibieron para las carreras profesionales y para diplomados.

El proceso de evaluación contó con la asesoría de un Comité de Evaluación Externo integrado por expertos, académicos, investigadores y profesionales del sector público, especialistas en materias de gestión pública y/o funciones propias de las municipalidades, de destacada trayectoria y reconocido prestigio, quienes participaron a título personal.

Según señala la Secretaria Ejecutiva del Fondo, Claudia Inostroza, “en virtud de la finalidad y espíritu de la Ley 20.742, el Fondo Concursable de Formación de Funcionarios Municipales apunta a la profesionalización de los recursos humanos que se desempeñan en los respectivos municipios chilenos; es en ese contexto que se debe considerar como beneficiarios de las beca para cursar estudios conducentes a la obtención de un título profesional a los funcionarios que no cuentan con dicho título”.

Las becas consisten en un monto equivalente al costo total o parcial del arancel y matrícula del programa de formación correspondiente solicitado por el becario en la postulación al respectivo concurso, además de una asignación mensual de manutención por un máximo de 13 Unidades Tributarias Mensuales por el período correspondiente a la beca, con un máximo de dos años. “Esta manutención se calcula según tipo y modalidad de estudio y toma en consideración el tipo de comuna, de acuerdo a la clasificación de la SUBDERE, y  distancia entre la sede del programa y el domicilio del becario para aquellos programas académicos que se desarrollen en modalidad presencial”, precisa Claudia Inostroza.

Los becados deben suscribir ante un Notario Público un convenio, el cual también firman la Municipalidad y la SUBDERE, de modo de dejar claros los beneficios que les corresponden así como sus compromisos y obligaciones, el plazo de vigencia del convenio, la duración del programa de estudios, la obligación de permanecer prestando servicios en su municipalidad una vez finalizados los estudios por, al menos, un tiempo idéntico al de la duración del programa de estudios. Finalmente, también se estipula la obligación de restituir todos los gastos en que hubiere incurrido con ocasión de la beca, en el caso de que perdiere su calidad de alumno regular.